3 estrategias de éxito con agencias externas para la cobranza

Las agencias de cobranza externas ayudan a los bancos y financieras a negociar y reestructurar créditos, préstamos o financiamientos de los deudores, realizando una labor intermedia entre las autoridades bancarias y el deudor.

Pero en el momento en el que se tiene que decidir si contratar una agencia externa para la cobranza se tienen que evaluar varios factores y luego definir estrategias de acuerdo al análisis.

Entre los principales factores a evaluar para decidir contratar una agencia externa de cobranza están los siguientes:

  • Eficiencia: Las agencias de cobranza pueden apoyarte a bajar en los costos legales y otros tipos de gastos en que se incurren al tratar de recuperar sus cuentas internamente.
  • Llegar a lugares donde es muy costoso llegar:  Al contratar una agencia de cobranza permite llegar a lugares donde la agencia tiene cobertura y su empresa no llega a esos lugares fisicamente, pero si tiene clientes en esas zonas, la cual le sería muy costoso llegar a esos domicilios.
  • No ha podido tener contacto a través de teléfono con los clientes o por ningún medio digital.

Ya que se tienen identificadas las oportunidades, como mejorar la eficiencia, cobertura y falta de contacto con los prospectos, se tienen que definir las estrategias a seguir, por eso aquí te dejo 3 estrategias de éxito para llevar a cabo:

  1. Estrategia omnicanal antes de utilizar una agencia externa de cobranza
    Una estrategia omnicanal es el conjunto de herramientas que se utiliza para llegar a los clientes, así como la forma de aprovecharlas en el día a día para hacer mas dinámica la comunicación y la interacción con ellos, de manera homogénea.

    Por ejemplo cuando inicia el proceso de originación de crédito tal vez necesites validar el teléfono, email de la persona que solicita el crédito y utilizar canales de mensajes de texto o de email para hacer estas verificaciones, así te aseguras que exista el email de tu cliente y exista el teléfono de tu cliente y efectivamente sea del solicitante, con esto aseguras si esta cuenta entra en mora va ser localizable por estos canales validados. 

    Las medidas preventivas como parte de tu estrategia de crédito y cobranza son fundamentales, por ejemplo, cuando se hace la fecha de corte, es indispensable enviar el estado de cuenta a tu cliente y te aseguras que llegue por que ya esté validado su teléfono móvil (puedes enviar un whatsapp con una liga con su estado de cuenta), puedes enviar un correo electrónico con su estado de cuenta).

    Imagina que ya que han pasado 15 días sin recibir pago o respuesta de tu cliente, lo envías a una gencia de cobranza externa para que haga la gestión por ti. Y la agencia va a hacer la gestión en campo así utilizando email, telefono, visita a domicilio como parte de tu estrategia de prevención y cobranza.
  2. Dar opciones de pago a plazos o dacion de pago para que la agencia tenga rango de negociación
    Una de las herramientas de negociación cuando se identifica que la persona está teniendo dificultades para realizar el pago, pero manifiesta claramente la voluntad de pagar, se puede llegar a un acuerdo de pagar en plazos para cubrir la deuda.
    Por ejemplo dividir la deuda en 3 plazos quincenales de acuerdo a la negociación con el deudor de parte del gestor, deben estar claros los pagos y las condiciones de incumplimiento de esas promesas de pago.

    En el caso de créditos donde haya una hipoteca o una prenda de por medio, puede utilizarse la dacion de pago que es la acción de entregar un bien a cambio de saldar la deuda pendiente de pago.
    Por ejemplo en un crédito automotriz, al dar el automóvil en cuestión en pago, se podría saldar la cuenta, eso se utiliza generalmente como ultima opción.

    Para que estas herramientas tengan éxito deben estar las reglas claras para la agencia externa en que tipo de mora, que tipo de crédito y con cuales cuentas en especifico aplican este tipo de ofertas y con los limites bien establecidos.
  3. Validar domicilios desde la originación y mantener actualizados los datos a lo largo de la vida del cliente.

    Uno de los principales problemas en la cobranza es cuando nos damos cuenta que la persona que nos debe no la podemos encontrar en el domicilio y esto surge principalmente por que la persona ya no vive ahí o nunca vivió ahí o la captura del domicilio en el sistema es incorrecto y este sintoma se ve claramente en cuentas morosas con bajo % de contacto.

    Lo primero que hay que validar son el teléfono y el email, segundo el domicilio de la persona que le vamos a otorgar un crédito y asegurarnos que los datos del domicilio estén correctos (preferentemente que tengan una geolocalización) de esta manera, vamos a disminuir el riesgo de no localizar a estos acreditados en el caso que se conviertan en una cuenta morosa.

Descarga ebook tendencias de cobranza