Ventajas de los gestores externos sobre los despachos de cobranza

Los gestores externos son personas físicas que trabajan de manera independiente de un despacho o entidad financiera, tienen experiencia en la cobranza y han decidido prestar sus servicios “por fuera” de un contrato laboral.

¿Cómo se trabaja con los despachos de cobranza?

En estricto sentido los despachos de cobranza utilizan gestores externos a la entidad financiera, sin embargo el hecho de que dependan del despacho de cobranza los hace un poco distintos. Eso radica en la independencia de los gestores.

Los despachos de cobranza administran varias carteras de diferentes clientes y el proceso que un despacho de cobranza sigue responde a su modelo de negocio, es decir a la forma y la manera en que le cobran a sus clientes, es decir, cobro de un % del dinero de recuperación.

Si como despacho te centras en un % de recuperación, primero te convendrá como negocio buscar cuales son las cuentas que más dinero hará ganar a mi despacho, por eso buscamos hacer el menor número de gasto y que recupere la mayor cantidad de dinero.

CTA Ebook La cobranza como servicio

Si un despacho tiene 100 cuentas en total asignadas y digamos 30 son de crédito personales de arriba de $80,000 de saldo exigible con menos de 60 días de mora y otras 40 cuentas son de créditos personales de menos de $10,000 con la misma mora. ¿Cuál es más conveniente visitar?

Exacto, es más conveniente visitar las de mayor saldo, darles prioridades, dar intensidad y a lo mejor en cierto sentido esto también es bueno para ti como entidad financiera.

En resumen al trabajar con un despacho de cobranza pagas solo por lo que recuperas en la mayoría de los casos, y por otro lado puedes dejar de visitar algunos clientes que podrían haber pagado si se les hubiera dado la prioridad, la mayor parte de la estrategía la dejas en manos de los despachos.

¿Cómo se trabaja con los gestores externos?

Los gestores externos trabajan de manera independiente, es decir no trabajan para un solo despacho o para una sola entidad financiera, son personas físicas que tienen experiencia en la cobranza y han decidido prestar sus servicios “por fuera” de un contrato laboral.

Estos gestores no reciben órdenes de nadie, lo que hacen es cumplir con un acuerdo que se hace por cada cuenta que les podemos enviar a gestionar.

Estos gestores cobran por gestión, es decir cobran cada vez que hacen la gestión independientemente de lo que recuperen en cada gestión e igual que los despachos de cobranza atienden a su propio modelo, entre mayor cantidad de gestiones hagan más cobrarán, con el pequeño detalle que en este modelo tu pagas siempre.

Imagina que tu pagar $200 pesos por ir a cobrar una cuenta de $80,000 pesos y con 3 visitas ($600 pesos), logras que se realice el pago, en estricto sentido gastaste $600 y recuperate $80,000, que tal vez con un despacho hubieras tenido que pagar $12 mil pesos o más.

Para entender claramente de qué estamos hablando, tendríamos que ver cuales son las diferencias.

¿Cuál es la diferencia entre los gestores externos y los despachos de cobranza?

Despachos de cobranza Gestores externos
Tienen empleados que gestionan las cuentas y se les da un pago fijo. Son independientes y trabajan para ellos mismos.
Su modelo de cobro es por un % de la recuperación de cartera, basado en morosidad, saldos exigibles y una proyección. Su modelo de cobro es por visita, no importa los días de mora, saldo exigible, ni proyecciones.
Prioriza la intensidad de las cuentas donde va a obtener mayor recuperación sin tomar en cuenta cobrar todas las cuentas. Prioriza dependiendo de la estrategia que definan en conjunto, si te interesa visitas a todos para conocer tu cartera, para castigar cuentas o por recuperación.
Con un despacho dejas gran parte de la estrategía en manos de ellos. La estrategia se construye en conjunto y se va cambiando de manera dinámica de acuerdo a las necesidades.

Empresas - Solicitar información